Unsupported Screen Size: The viewport size is too small for the theme to render properly.

Blog

Blog

Los trabajos que te ayudarán a ser un emprendedor de éxito

Los trabajos que te ayudarán a ser un emprendedor de éxito

Las habilidades que se adquieren en puestos comerciales y de ventas son esenciales al lanzar una empresa. Además, los creadores con una experiencia laboral previa son más atractivos para los inversores.

“Antes de lanzarse, un emprendedor debería haber trabajado de comercial a puerta fría, de canguro de niños y de atención y soporte telefónico”. Javier Megias, fundador de StartupXplore, recurre a este dicho para explicar la importancia que tiene acumular experiencia laboral antes de adentrarse en el ecosistema emprendedor. Es cierto que algunos han creado su empresa nada más salir de la universidad, pero la realidad es que haber trabajado primero para otra compañía es un plus para cualquier emprendedor. Es más, existen una serie de empleos que forman a aquellos profesionales que tienen el sueño de crear su empresa.

“En los puestos comerciales aprendes a vender; como canguro adquieres la habilidad de empatizar y de saber guiar a las personas por donde tú quieres, algo fundamental cuando hay que llegar a un acuerdo con los socios; y en las posiciones de atención al cliente en un call center te acostumbras a tratar con gente de lo más diverso”, matiza Megias, quien añade que trabajar por cuenta ajena ofrece una visión global de los distintos modelos de trabajo.

El sector de la consultoría es una buena escuela, pues enseña a tratar con gente variada

Así lo aprecia también Bertrand Massanes, fundador de la empresa de packaging Little Buddha. Tras haber trabajado durante años en Danone como experto en márketing, lanzó en 2006 esta agencia dedicada a construir la imagen de distintas compañías. “En Little Buddha hemos podido identificar las necesidades de las marcas desde el primer día. Me ha ayudado mucho la experiencia que he adquirido en otras empresas, ya que he ocupado puestos de key account y responsable de márketing, he gestionado lanzamientos con publicidad y he abordado asuntos de packaging y del ámbito industrial”, señala Massanes.

Asimismo, explica la importancia de ser consciente del cambio que implica trabajar por cuenta propia: “Al principio, estuve dos años sin cobrar. Montar una empresa es un maratón en el que tienes que sortear imprevistos cada día, algo que es más sencillo si tienes experiencia”.

Los mejores empleos

Según recuerda Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, en España los creadores más exitosos suelen contar con una trayectoria laboral previa.

En este sentido, estos son los trabajos más recomendables para un emprendedor:

  • Responsable de ventas. “Lo primero que hay que hacer al crear una empresa es ir a buscar clientes, por lo que haber trabajado en posiciones de ventas es fundamental”, comenta Massanes. Conchita Galdón, directora de Área 31 de IE, señala que “en los inicios, el emprendedor se tiene que encargar de todas las negociaciones. Es a él a quien querrán conocer los inversores y las grandes firmas”.
  • Financiero. “Tareas como la fijación de precios o la búsqueda de inversión suelen agobiar a los emprendedores. Esto es más sencillo si los creadores han pasado alguna vez por el área de finanzas de una compañía”, apunta Jordi Vinaixa, profesor del departamento de Dirección General y Estrategia en Esade.
  • Técnicos. Si se desarrolla un producto nuevo, es conveniente que el emprendedor haya trabajado en posiciones técnicas. “Por ejemplo, si la empresa está especializada en productos biológicos, sería bueno que el fundador tuviera experiencia en el ámbito biotecnológico. Eso le posicionaría muy bien para registrar patentes”, señala Galdón.
  • Consultor estratégico. El sector de la consultoría es una buena escuela, ya que opera en ámbitos muy diversos. Además, el profesional tiene la oportunidad de ver cómo se integra una organización.
  • Roles de soporte. Haber trabajado en áreas como márketing o recursos humanos también es una buena opción, pues proporciona al futuro emprendedor una visión horizontal de la compañía.

La trayectoria laboral de los más reconocidos

Después de trabajar en los departamentos de márketing de varias empresas, Betrand Massanes apostó en 2006 por crear su propia agencia para construir la imagen corporativa de compañías como Danone, Gallina Blanca o Nocilla. “Estaba en un momento en el que ya no aprendía a un gran ritmo y quería hacer cosas nuevas. Decidí dar el paso de lanzar mi propia empresa porque me sentía preparado y creía que podía sacar partido de mi experiencia”, reconoce Massanes. Las habilidades que había adquirido en áreas como márketing, ventas y gestión de equipos fueron esenciales para impulsar la empresa. Para Iñaki Ortega, director de Deusto Business School, el bagaje laboral te aporta competencias esenciales y además desde el punto de vista de los inversores la experiencia del equipo fundador es un elemento determinante. “El mito de que una buena idea es suficiente se derrumba, si analizamos la historia de los creadores de las ‘start up’ más exitosas de nuestro país”. Ortega menciona el caso de Jon Uriarte y Ander Michelena, fundadores de Ticketbis, que vendieron la ‘start up’ a Ebay. Se conocieron trabajando en banca de inversión en Londres. También recuerda a Sergio Álvarez Leyva, creador de Carto. Álvarez empezó trabajando en Imaste como técnico de sistemas. Ahora ha contratado al que fue su antiguo jefe y ha recibido 31 millones de euros de inversión. Sergio Chalbaud es otro ejemplo. Después de trabajar en BBVA y Chase Manhatan Bank, lanzó Fintonic. Hoy, su compañía es el modelo ‘fintech’ en el que se inspiran grandes entidades como BBVA y Santander.

Emprendimiento femenino, una cuestión de convencimiento

Emprendimiento femenino, una cuestión de convencimiento

Empezar un negocio, «¡claro que resulta difícil. Pero merece la pena salvar todos los obstáculos, aunque te des batacazos. ¡Es todo un lujazo ser dueña de tu propio proyecto y, además, generar empleo!». Siete triunfadoras en sus actividades profesionales, reunidas el pasado lunes en ABC, pusieron experiencias y conocimientos al servicio de un objetivo común: animar a las mujeres a que emprendan, despojándose de miedos y complejos, en un ámbito, el empresarial, dominado aún por los hombres, aunque «se ha avanzado en los últimos años». [Consulta aquí el foro de debate en vídeo].

Según los últimos datos de Global Entrepreneurship, entre quienes deciden emprender, el 40% son mujeres, y el 60%, hombres. Además, tan solo un 17% de los proyectos presentados en el último South Summit estaban liderados por féminas. Sin embargo, las startups dirigidas por mujeres fracasan menos, ya que actúan más seguras con la previsión de ingresos y se atreven a pedir más financiación.

La biblioteca de esta Casa ha sido escenario de una nueva edición del foro «España en femenino», que se centró en el debate «Mujeres emprendedoras». Una mesa redonda patrocinado por Wellcomm y moderado por la redactora de ABC Teresa Sánchez. «Tenemos que convencer a las mujeres que merece la pena ser dueña de tu propio proyecto», comenzó María Benjumea, presidenta y fundadora de Spain Starup. En opinión de Carmen Casero, directora general de Trabajo Autónomo del Ministerio de Empleo, hay que «fomentar el emprendimiento femenino, no como una moda, sino como una necesidad estructural que tiene España». Para Rosa Matías, directora de proyectos de Wellcomm, «hay todavía una brecha de género importante en el emprendimiento» y para superarla «hay que avanzar más en el cambio cultural». Ello, porque «el perfil de emprendedor se ha asociado tradicionalmente a los varones». María Gómez del Pozuelo, CEO y cofundadora de Womenalia.com, lamentó que en España haya un ecosistema de emprendimiento insuficiente y admitió que «las mujeres somos mucho más seguras, pero menos valientes. Preferimos una nómina, pensando en el colegio de los niños, antes que arriesgar con un emprendimiento que puede salir peor o mejor». Almudena Moreno, responsable de desarrollo de Telefónica Open Future, introdujo el concepto de falta de ambición. «Un emprendedor piensa que va a ser el número uno, que se va a comer el mundo. Una emprendedora se queda simplemente en hacer realidad un sueño. Pero no piensa en ser el próximo Mark Zuckerberg, no está en esa liga de nivel de ambición». «Nos falta muchas veces el convencimiento», abundó María Benjumea, si bien, en su opinión, «ambición tenemos». «Lo que queremos es sentirnos realizadas -replicó Carlota Mateos, fundadora y CEO de Rusticae– No todo el mundo necesita ser Zuckerberg. De hecho, muchas mujeres nos sentimos realizadas no tanto siendo cabeza de una industria, sino sabiendo que estamos generando empleo». «Estoy de acuerdo en que una tiene su esquema de valores y no hay por qué pasar por ser la número uno», insistió Almudena Moreno.

5 tips para emprender

5 tips para emprender

a edad promedio de los emprendedores es de 45 años. Sin embargo, ser joven es sinónimo de energía y entusiasmo, sobre todo, cuando de iniciar una empresa se trata. Cuando se tiene en mente una idea, la gente joven trata de hacer hasta lo imposible por concretarlo, sin importar cuánto se tenga que sacrificar o perder.

Ésas son algunas de las características que identifican a los jóvenes de hoy y que se practican cuando se trata de emprender un negocio. En este sentido, el sitio web Te Inspira.com entrega cinco consejos para aquellos que decidan comenzar con su empresa a temprana edad.

1. Arriésgate lo más posible
Iniciar una empresa puede ser el camino más arriesgado, pero también el que te puede traer mayores beneficios; por lo tanto, si crees en ello debes continuar hasta el final y evitar que tu estado de ánimo y tus ganas bajen. Eso sí, debes tomar riesgos inteligentes y calculados. Además, probablemente no tienes una familia a la cual mantener asi que no tienes mucho que perder.

2. Céntrate en lo fundamental
Trata de mejorar aquellas habilidades que te harán más eficaz y productivo en lo que hagas, por ejemplo, el cálculo o la lectura. Haz una lista de las tareas que debes llevar a cabo y jerarquízalas para irlas realizando de acuerdo a su prioridad. Recuerda que tendrás que ser muy organizado para que todo se haga bien y a tiempo.

3. Rodéate de personas clave
Es muy importante que durante este periodo procures a aquellas personas que realmente desean que consigas grandes logros en la vida. Si quieres tener éxito, rodéate de gente exitosa y que espere que tú también lo seas.

4. Persigue tu felicidad
Al iniciar tu negocio, debes hacerlo en algo que verdaderamente te apasione. Debes tomar en cuenta que si vas a hacer algo el resto de tu vida, por lo menos tiene que ser algo que te motive a realizarlo.

5. No tomes en cuenta todas las opiniones
A lo largo de tu camino de emprendimiento, habrá mucha gente que te dirá que lo primero que debes hacer es adquirir experiencia en una gran empresa o que trate de convencerte de que tu idea no será exitosa, pero la verdad es que, si realmente deseas iniciar tu negocio y eso es lo que realmente te hace feliz, entonces, adelante.

También, evita tomar en cuenta únicamente los comentarios positivos, ya que pueden ser poco realistas. Por eso, debes tratar con expertos y con personas en las que realmente confíes para escuchar sus propuestas.

Ya lo sabes, olvídate de los prejuicios y lucha por esa idea que puede llegar a ser una gran empresa. Si llega a ser exitosa, sin duda, será una de tus grandes satisfacciones y ésta es la mejor época para empezar.