Unsupported Screen Size: The viewport size is too small for the theme to render properly.

Emprendimiento femenino, una cuestión de convencimiento

Emprendimiento femenino, una cuestión de convencimiento

Empezar un negocio, «¡claro que resulta difícil. Pero merece la pena salvar todos los obstáculos, aunque te des batacazos. ¡Es todo un lujazo ser dueña de tu propio proyecto y, además, generar empleo!». Siete triunfadoras en sus actividades profesionales, reunidas el pasado lunes en ABC, pusieron experiencias y conocimientos al servicio de un objetivo común: animar a las mujeres a que emprendan, despojándose de miedos y complejos, en un ámbito, el empresarial, dominado aún por los hombres, aunque «se ha avanzado en los últimos años». [Consulta aquí el foro de debate en vídeo].

Según los últimos datos de Global Entrepreneurship, entre quienes deciden emprender, el 40% son mujeres, y el 60%, hombres. Además, tan solo un 17% de los proyectos presentados en el último South Summit estaban liderados por féminas. Sin embargo, las startups dirigidas por mujeres fracasan menos, ya que actúan más seguras con la previsión de ingresos y se atreven a pedir más financiación.

La biblioteca de esta Casa ha sido escenario de una nueva edición del foro «España en femenino», que se centró en el debate «Mujeres emprendedoras». Una mesa redonda patrocinado por Wellcomm y moderado por la redactora de ABC Teresa Sánchez. «Tenemos que convencer a las mujeres que merece la pena ser dueña de tu propio proyecto», comenzó María Benjumea, presidenta y fundadora de Spain Starup. En opinión de Carmen Casero, directora general de Trabajo Autónomo del Ministerio de Empleo, hay que «fomentar el emprendimiento femenino, no como una moda, sino como una necesidad estructural que tiene España». Para Rosa Matías, directora de proyectos de Wellcomm, «hay todavía una brecha de género importante en el emprendimiento» y para superarla «hay que avanzar más en el cambio cultural». Ello, porque «el perfil de emprendedor se ha asociado tradicionalmente a los varones». María Gómez del Pozuelo, CEO y cofundadora de Womenalia.com, lamentó que en España haya un ecosistema de emprendimiento insuficiente y admitió que «las mujeres somos mucho más seguras, pero menos valientes. Preferimos una nómina, pensando en el colegio de los niños, antes que arriesgar con un emprendimiento que puede salir peor o mejor». Almudena Moreno, responsable de desarrollo de Telefónica Open Future, introdujo el concepto de falta de ambición. «Un emprendedor piensa que va a ser el número uno, que se va a comer el mundo. Una emprendedora se queda simplemente en hacer realidad un sueño. Pero no piensa en ser el próximo Mark Zuckerberg, no está en esa liga de nivel de ambición». «Nos falta muchas veces el convencimiento», abundó María Benjumea, si bien, en su opinión, «ambición tenemos». «Lo que queremos es sentirnos realizadas -replicó Carlota Mateos, fundadora y CEO de Rusticae– No todo el mundo necesita ser Zuckerberg. De hecho, muchas mujeres nos sentimos realizadas no tanto siendo cabeza de una industria, sino sabiendo que estamos generando empleo». «Estoy de acuerdo en que una tiene su esquema de valores y no hay por qué pasar por ser la número uno», insistió Almudena Moreno.

Imagen de perfil

Noela

BuddyPress Expert

Leave A Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *